Técnicas para fomentar la creatividad orientada a la innovación

Como prometí en mi anterior podcast de la serie Innovación, hoy traigo un podcast con la descripción de tres técnicas para fomentar la creatividad pensando en la innovación dentro de una empresa. Estas técnicas son el pensamiento lateral, la lluvia de ideas y mi pequeña contribución que a mí me funciona, la mente distraída.

Como este tema lo trato en el libro “InnovaPYME y sé feliz” este podcast es básicamente la transcripción a audio del capítulo del libro donde hablo de ello.

Comentar además que intentaré que todos los miércoles haya un nuevo podcast de esta serie de Innovación. Si no quieres perderte ninguno te recomiendo que te suscribas a la serie o al blog completo (que incluye la serie de podcast Actualidad y Futuro).

Creatividad e iniciativa para fomentar ecosistemas innovadores

No creo en las sociedades innovadoras sino en personas innovadoras. Vamos a ver cuatro ejemplos españoles alrededor de la innovación y de la Historia para mostrar que en España se ha innovado desde siempre. ¿Quieres saber cuál fue la primera moneda aceptada mundialmente? ¿Quién inventó el primer traje de asstronauta? ¿Qué país tiene más Reservas de la Biosfera reconocidas por la UNESCO? ¿Quién inventó el primer juego de ordenador?

Todo esto es para hablar de cómo podemos generar personas más innovadoras, y con estas personas, ecosistemas innovadores. Es posible mediante dos sistemas, fomentando una educación primaria en los niños abierta y que les permita desarrollar sus capacidades sin cortapisas ni uniformidades; y mediante técnicas de innovación que todos podemos aplicar.

Te lo cuento en este podcast, pero para que no sea demasiado largo, dejo para la semana que viene las técnicas que menciono para el fomento de la creatividad. A cambio, te dejo el siguiente vídeo sobre creatividad para pensar un poco sobre el tema, pero sugiero que lo veas después de escuchar el podcast.

<iframe width=”560″ height=”315″ src=”https://www.youtube.com/embed/kQjtK32mGJQ” frameborder=”0″ allowfullscreen></iframe>

El Calendario Compacto, escribir a mano y creatividad

Pensaba escribir solamente sobre el Calendario Compacto, algo que he descubierto hace poco aunque fue ideado (o al menos difundido) por un tal David Seah hace más de diez años, que utiliza numerosas herramientas de gestión sencillas (plantillas y documentos) para aumentar la productividad personal y profesional, y que además tenemos la suerte de que lo comparte con todos en su web.

El calendario compacto, que ilustra este texto, consiste en un calendario organizado por semanas, cada una en una línea, el calendario en forma de columna y todo el año en una sola página, que ocupa un tercio de la hoja, dejando dos tercios de la misma para realizar anotaciones. Se trata de una forma sencilla y rápida de organizar proyectos con respecto a los plazos, sin entrar en los detalles de gestión de los proyectos. Es un calendario para llevar siempre encima dentro de la agenda o libreta de uso diario.

Para los que la tecnología lo es todo y consideran que escribir en papel es un atraso y algo innecesario, este calendario les resultará absurdo, y sin embargo tiene una gran utilidad por la forma en que expone los proyectos o grandes tareas que tenemos sobre un calendario que se puede ver completo de un sólo vistazo de manera rápida y sencilla.

Yo utilizo un servicio de calendario sincronizado en mis dispositivos para no olvidarme de las tareas más inmediatas (a una semana vista) y poder configurar mis viajes y reuniones de manera eficaz. Creo que eso es compatible con este calendario compacto cuando tenemos proyectos de larga duración a lo largo del año y debemos planificar en el tiempo sus hitos más importantes. También lo encuentro muy útil para aquellos que se dedican a viajar impartiendo formación o conferencias; en definitiva supongo que cada uno le puede dar una utilidad a medida.

Y es aquí donde conecto con escribir a mano y la creatividad. Está demostrado científicamente (estadísticamente) que escribir a mano favorece la compresión de lo que se escucha y favorece la creatividad. En Finlandia parece que pasan de estas evidencias y han decidido que los niños dejen de aprender a escribir a mano. En España hay algún reputado formador en escuelas de negocio que afirma que escribir a mano es del siglo pasado. No estoy de acuerdo, pero desde luego que no todos perciben igual la diferencia entre una escritura y otra, y por tanto no a todos les tiene que afectar a su creatividad, así que cada uno debe experimentar por sí mismo hasta qué punto le es diferente o indiferente un tipo u otro de escritura.

Cuando me dicen que el equivocado soy yo, más allá de los estudios que relacionan escribir a mano con la creatividad, utilizo siempre el mismo ejemplo: escribir un ensayo o sobre un tema profesional que dominas, es una actividad intelectual, escribir una novela es una actividad creativa; para la primera yo utilizo el ordenador, para la segunda utilizo papel y lápiz. Sé que estoy simplificando, pero es para que se note la diferencia entre ambos tipos de escritura que son notablemente diferentes.

La cuestión de fondo es que si en una gran parte de las personas la escritura manual se relaciona con su creatividad, es algo que no podemos desechar de las escuelas y posteriormente de nuestra vida cotidiana porque el futuro del trabajo dependerá de nuestra capacidad de ser creativos, puesto que las tareas rutinarias y automáticas las ejecutarán con precisión toda suerte de robots, androides e inteligencias artificiales. Tal vez sea mucho adelantarse, pero todo llega.

Por si acaso, que sepas que yo no salgo de casa para trabajar sin mi libreta tipo moleskine y un lápiz. Que tengas buena creatividad esta semana.

 

Innovación retro, otra forma de competir en la empresa

Cuando las principales marcas de la competencia tienen músculo para innovar y lo hacen muy bien, ¿cómo competir con ellas? En el siglo XXI se están produciendo cada vez más vueltas a las modas retro, a aquella moda de los años 80  y anterior.

En la ropa ya hace tiempo que cada temporada vemos reflejos y vueltas a los años 80, no es una novedad. Pero hay muchos más ejemplos. En España se están expandiendo las franquicias de restauración Tommy Mels cuya imagen es la de los restaurantes norteamericanos de los años 50. Otra marca de restauración con menos éxito que hace lo mismo es Peggy Sue. No voy a entrar en los motivos del éxito o no de estas marcas, eso lo dejo para los marketinianos puros.

¿Por qué se producen estas regresiones? Básicamente porque innovar no es fácil y requiere tiempo, y los negocios hoy en día no tienen tiempo porque corren el riesgo de quedarse atrás, así que lo que hacen es traer como innovación tendencias del pasado, porque está demostrado que al consumidor le gusta.

Esta semana me he encontrado con un vídeo de la marca de ropa deportiva Joma alrededor de un nuevo modelo de zapatilla que ha sacado al mercado. Sin entrar en tamaño de empresa ni volúmenes de facturación, su competencia principal Nike y Adidas son difíciles de seguir en cuanto a novedades de producto, innovación y campañas de marketing incluyendo patrocinios millonarios de deportistas de elite. Si buscamos alguna empresa más de la competencia marcas como Salomon se centran en un público algo diferente.

Con este panorama de competencia tan fuerte, Joma, como marca de larga tradición y también con una buena dosis de recursos como los anteriores, ha decidido innovar a lo retro, y su nuevo modelo de zapatilla es una réplica de un modelo que sacaron en el año 1981. No sólo se trata de una novedad comercial, sino que han aprovechado la circunstancia para organizar toda una campaña de marketing alrededor de la re-creación de ese modelo de zapatilla, que curiosamente encaja perfectamente con una parte del público actual, y han creado toda una historia de cómo se ha creado una réplica del anuncio de la zapatilla como si estuviéramos en los 80, mostrando unos valores de pasión, tenacidad, tradición y calidad que sin duda refuerzan la marca. Joma se ha diferenciado innovando, a lo retro en esta ocasión, pero lo más importante es que ha buscado una diferenciación tras un público diferente al de las marcas de la competencia.

Así hay hueco para todos.

El hiperrealismo como expresión creativa

La RAE define el hiperrealismo como el “realismo exacerbado o sumamente minucioso”, es decir, como una expresión extrema del realismo, lo que sugiere la necesidad de ser creativo para llegar a ese punto.

Creatividad e Innovación suelen ir unidas, aunque no debemos confundirlas. Y a la vez, a veces una buena dosis de creatividad es suficiente para considerarnos innovadores. El caso es que sin creatividad es difícil innovar y en línea con el argumento que utilizo en el libro sobre innovación en la empresa, ambas cosas tienen mucho que ver con la capacidad de nuestra mente de discurrir soluciones a los problemas no sólo por la parte consciente correspondiente a la inteligencia humana (según la asociación generalizada de consciencia con intelecto), sino también por la parte del subconsciente como comento en el libro.

Todo esto lo plasmo como introducción al asunto que quiero tratar hoy en relación con la creatividad: el hiperrealismo. El hiperrealismo se convierte e una representación de la realidad más allá de un clon. Es decir, una fotografía sin más nunca puede ser hiperrealista si no está manipulada porque se trata de un reflejo exacto de la realidad, que se visualiza casi del mismo modo que la propia realidad, pero no es una representación elaborada como recreación de la realidad.

El hiperrealismo tiene lugar en la pintura y la literatura. Una pintura hiperrealista representa una realidad con un detalle excesivo, mostrando unos detalles en los que no nos fijamos cuando miramos el modelo real.

Tiene todo la lógica desde el punto de vista evolutivo, nuestra mente elabora una imagen de conjunto, no se para en los detalles porque de hacerlo pondría en peligro nuestra integridad física en situaciones de riesgo. Ahora bien, somos capaces de fijarnos en esos detalles, sobre todo si contemplamos durante largo rato una imagen estática que ha sido especialmente recreada para fijarse en ellos: podemos ser hiperrealistas en la observación.

¿Qué tiene que ver el hiperrealismo con la creatividad? Muy pocos son capaces de representar esos detalles de la realidad aun cuando todos nos podemos fijar en ellos. Para ser capaz de representarlos es necesaria una buena dosis de creatividad porque cada uno vemos los detalles de una manera, nos fijamos más en unos detalles y no en otros, y el artista consigue que todos centremos la mirada en lo que él ha representado y es de su creatividad de donde surge el punto de vista de esos detalles que está pintando. Si dos pintores hiperrealistas hicieran un cuadro del mismo modelo, los dos serían diferentes, al menos esa es mi teoría, y lo que demostraría que el hiperrealismo es fruto de la creatividad. Para apoyar mi postura, me paso ahora a la literatura hiperrealista, donde claramente dos descripciones hiperrealistas nunca serán semejantes entre sí precisamente porque se originan bajo la creatividad particular de cada escritor.

La pintura realista nos suena a todos, pero la literatura hiperrealista es algo en lo que probablemente muchos no se han parado a pensar como un tipo de literatura que podemos encontrar en los libros. Tiene lugar cuando se nos muestran relatos muy crudos, directos y a la vez cargados de detalles sin que se convierta el texto en una descripción formal sino una descripción muy personal y desde un punto de vista subjetivo y creativo. (Podrían ser relatos sutiles y delicados, pero si entramos en los detalles la sutileza tiende a desaparecer).

Es complicado encontrar referencias online al hiperrealismo literario, pero al que le interese investigar un poco más puede empezar por aquí.