Paso 3/7. 7 Pasos para la innovación en tu negocio: aprender algo nuevo

Paso 3/7. 7 Pasos para la innovación en tu negocio: aprender algo nuevo

Tercer paso

El tercer paso de mi propuesta de 7 pasos para la innovación en tu negocio es muy sencilla, aunque requiere dedicación.

La tarea propuesta consiste en que durante esta semana aprendas algo completamente nuevo y diferente de lo que haces habitualmente. Es decir, si eres programador, no vale que te pongas a aprender un lenguaje nuevo de programación.

Si eres un gestor que se le dan bien las cuentas, no vale que te pongas a aprender a hacer gráficos con las hojas de cálculo. Si lo que se te da bien es vender determinados productos no vale que te pongas a aprender técnicas de marketing, etc.

Se trata de que durante una semana reserves un poco de tiempo cada día, tal vez media hora si no puedes dedicarle más tiempo, a aprender algo completamente nuevo y diferente de tu día a día habitual.

El objetivo de esta tarea es hacer el esfuerzo y el ejercicio de aprender algo nuevo, obligando a tu cabeza a pensar en cosas diferentes y de forma diferente a como lo haces habitualmente.

Cómo elegir qué aprender esta semana

Si te dedicas a cosas muy manuales, tal vez una tarea de aprendizaje más intelectual sea la opción. Al contrario, si te dedicas a tareas más pensantes, o simplemente tareas que se realizan con el ordenador, tal vez sea buena idea que aprendas algo manual, donde tengas que emplear tus manos y no necesites las herramientas digitales que usas habitualmente.

La idea es cambiar, hacer algo diferente para obligar a nuestra mente a hacer cosas diferentes.

Rercuerda, la innovación es hacer las cosas de manera diferente, y esto requiere un esfuerzo activo.

Te espero en el próximo paso de mis propuesta de 7 pasos para innovar en tu negocio.

Si quieres acceder a todos los pasos (te recomiendo que los sigas en orden) utiliza este enlace.


Paso 2/7. 7 Pasos para la innovación en tu negocio: La lectura de un libro

Paso 2/7. 7 Pasos para la innovación en tu negocio: La lectura de un libro

¿Cuánto hace que no lees una novela? ¿Estás con una ahora mismo?

Mi propuesta de esta semana en el paso 2 es la lectura de un libro que sea una novela. No vale un ensayo, ni una biografía, ni un libro técnico sobre tu especialización, ni nada de algún tema que quieras aprender. Tiene que ser una novela.

Si es que sí, muy bien. Si es que no, ya tienes la tarea de buscar una novela.

El objetivo es el siguiente:

Ser consciente de la implicación de las decisiones que tomamos. Para hacerlo propongo la lectura de una novela y utilizar un personaje de ficción, porque al tratarse de algo completamente ajeno e inventado, no tendremos problemas en ser francos con los hechos que el libro describe.

De lo que se trata es de hacer un ejercicio que luego podremos aplicar a nuestras propias acciones en relación con nuestro negocio.

Necesitarás papel y lápiz para ir apuntando algunas cosas. Lo que te propongo es que selecciones a un personaje de la novela, un personaje principal, y que anotes en una tabla los siguientes datos:

  • Decisiones que toma: Aunque sean decisiones menores como girar a la derecha en una calle. Todo tipo de decisiones que toma el personaje.
  • En una segunda columna indicar si la consecuencia de esa decisión es la que esperaría un observador de la situación.
  • En la tercera columna indicar si es la decisión es buena, mala o neutra.

A ¿dónde nos lleva esto? La reflexión es la siguiente, haciendo un paralelismo con la innovación. Si las decisiones son menores, las asimilamos a microinnovaciones.

Si la decisión no es la esperada por el observador, está innovando.

Si la decisión tiene una consecuencia positiva o no, es algo que indica el valor de esa decisión.

Al final, de lo que se trata es de hacer el ejercicio que después trasladaremos a nuestro negocio. Cada decisión que tomamos, pequeña o grande debe responder a las preguntas: ¿Es una decisión esperada desde fuera? ¿Tiene consecuencias positivas?

Si queremos innovar, la respuesta a la primera pregunta es No, y la respuesta a la segunda pregunta es Sí.

Esto es una simplificación, de acuerdo, pero es la forma de adentrarse en la reflexión de las acciones que generan innovación en nuestro negocio. Además, este ejercicio lleva implícito el hecho de medir el resultado, algo fundamental en los negocios hagamos lo que hagamos. Si no mides, no sabes nada, no puedes saber nada, y por tanto, tampoco puedes mejorar.

Todos los pasos los tienes aquí.


Paso 1/7. 7 Pasos para la innovación en tu negocio

Paso 1/7. 7 Pasos para la innovación en tu negocio

Hoy comienzo una nueva serie llamada 7 pasos para la innovación en tu negocio. Se trata de mi propuesta en 7 pasos para que seas capaz de innovar, de crear nuevos productos de micro innovar en tu negocio en tu actividad habitual todos los días.

No pretende ser una receta de la innovación, simplemente una serie de pasos para facilitar, que si nunca te has planteado el hecho de la innovación como un proceso activo, pues que te lo empieces a plantear para llevar a cabo microinnovaciones en tu negocio, en tu actividad, y así superar las crisis como en la que nos encontramos en este momento.

El primer paso de los siete para la innovación

Te propongo un reto un reto: Consiste en escribir una carta contando que es lo que haces cómo lo haces. Por qué lo haces, transmitiendo por qué eres el mejor haciendo lo que haces. Y esta carta escribirla, además, de manera manual, manuscrita con papel y lápiz o bolígrafo. Porque esto te va a obligar a hacerlo despacio. Te va a facilitar ser creativo, y por supuesto que cometerás errores tacharás, borrarás. Bueno, eso no importa. Eso es lo de menos, de eso se trata. De ser capaz de condensar en un folio que son aproximadamente 150 palabras, qué es lo que haces, cómo lo haces y por qué lo haces. Por qué yo, cliente potencial tuyo, debería contratar tus servicios o comprar tus productos.

Transmite

Me debe interesar, pero no vendiéndomelo desde un punto de vista comercial, sino contando por qué eres el mejor haciendo lo que haces sin decir «soy el mejor en esto que hago». Sino, «he estado investigado este tipo de trabajo este sector durante tanto tiempo», «he visto, he convivido con esto de esta manera… y entonces yo he desarrollado este método o este producto o lo que sea…»

Cuéntame en una carta de unas 150 palabras qué es lo que haces y convénceme de que me interesa lo que haces, ya sea un servicio que llevas haciendo toda la vida, o sea un producto o servicio nuevo por el cual tienes que reinventarte en esta situación en la que estamos.

Este es el primer paso de los siete pasos para acercar nuestra forma de pensar a una forma de pensar que sean micro innovadora a pensar siempre en dar algo más en aportar un valor adicional, en crear algo nuevo en hacer algo que no hace la competencia.

El realizar este texto a mano te va a facilitar además la creatividad; que seas capaz de pensar en cómo comunicar esa información.

Pues nada más para este primer paso de los 7 pasos para la innovación en tu negocio. Cada semana publicaré un artículo como post y pédcast con uno de los pasos hasta completar los 7 pasos para la innovación.

Espero que esto que surge desde mi experiencia te sea útil, te espero la semana que viene.

Aquí todos los pasos de mi propuesta de 7 pasos para la innvoación en tu negocio.


Los 7 pasos para la innovación en tu negocio. Mi propuesta.

Los 7 pasos para la innovación en tu negocio. Mi propuesta.

Lo que ha pasado

Dada la situación actual que estamos viviendo en el momento de escribir esto, guardé en el cajón mi propuesta de innovación para negocios y empresas. Estaba a punto de publicar «los 7 pasos de la innovación en tu negocio» cuando tuvo lugar la hecatombe humana, sanitaria, social y económica.

Ahora tenemos ya una perspectiva de la situación, aunque queda mucho tiempo para que podamos considerar este asunto resuelto. Lo que sí sabemos es que esto nos ha afectado y nos seguirá afectando en todos los niveles de la vida y en todos los ámbitos.

Antes de esta crisis pandémica ya teníamos la obligación de convertirnos en innovadores dentro de los negocios. Teníamos la necesidad de evolucionar e innovar en nuestra empresa para asegurar un futuro a nuestra actividad económica.

Ahora más que nunca, se demuestra que la innovación en los negocios es una necesidad diaria. Hay muchos negocios y empresas, que a pesar de liderar sus sectores, la situación actual le ha aplastado: las vías de innovación hay que dirigirlas por los caminos que ahora sabemos que no van a estar cortados por la situación actual, por las alertas sanitarias presentes o futuras.

Ahora es el momento

Ha llegado la hora de ponerse manos a la obra. Ya has tenido tiempo de lamentar la situación actual. Ya has tenido la necesidad de buscar refugio en las ayudas disponibles si es el caso. Y sabes que a partir de ahora, la mejor ayuda que vas a recibir es la que generes tú mismo.

Si te encuentras en alguna de las siguientes situaciones, mi propuesta de 7 retos para la innovación de tu negocio, te puede ayudar:

  • ¿No sabes qué hacer a partir de ahora con tu negocio o empresa?
  • ¿No sabes cómo cambiar tu modelo de actividad para ofrecer algo que tus clientes necesiten y estén dispuestos a adquirir?
  • ¿Tienes que cambiar de sector o reconvertirte completamente aunque sigas dentro del mismo sector?

Tranquilo, no te voy a vender nada, ni ahora ni después, esto no es una campaña de marketing de captación para un producto oculto (yo no trabajo de esa forma). Te ofrezco en este blog mi propuesta por si te sirve de utilidad.

Publicaré un post y un pódcast semanal, desde el lunes 4 de mayo, con un reto cada día. Este es el post de presentación, así que el primero lo publicaré mañana con mi propuesta de siete pasos para la innovación de tu negocio. Puedes venir a mi web para verlo o escucharlo, suscribirte al pódcast (enlaces en el lateral de la web o abajo si estás en el móvil), o apuntarte al boletín por correo electrónico con el siguiente formulario.

El objetivo es que tras los 7 pasos, seas capaz de innovar en tu negocio

Los retos te parecerán extraños, tal vez complicados o imprecisos (en realidad no lo son). Eso no importa. De verdad estoy convencido de que seguir estos pasos durante siete semanas te va a permitir liderar tu negocio con mejores resultados. Creo sinceramente que tras los 7 pasos estarás en mejor posición para innovar dentro de tu empresa.

Los pasos no son independientes unos de otros y aleatorios, sino que tienen un sentido común y un hilo conductor que se desvela en el último punto. Es el conjunto de los siete pasos los que le dan sentido al proceso de innovación, que es en definitiva de lo que se trata.

Si quieres te atiendo personalmente durante estos siete pasos para la innovación, para eso deberás suscribirte al boletín y escribirme contestando al correo del reto de cada semana.

No, no te estoy vendiendo nada. Prometo tardar lo menos posible en contestar los correos que reciba. No te voy a pedir nada a cambio. Cuando esto termine, si quieres te das de baja del boletín, que no es mas que una forma de ordenar mi comunicación con todos los que estén interesados y separando los mensaje de cada reto.

Por qué hago esto

Te diré una parte de mi trabajo consiste en precisamente en ayudar a otros para que mejoren sus negocios a través de la digitalización y la innovación. Este trabajo lo hago sobre todo a través de la EOI. Y la pandemia me ha dejado en el dique seco en esta área, así que tengo «mono» de hablar con alguien de cómo mejorar los negocios 🙂

Si este plan de siete pasos para la innovación me aporta visibilidad, pues bienvenido sea, hago marketing para venderme al mundo empresarial. En el camino, aprovéchalo si te sirve.

Suscripción
Tus datos serán tratados por Ignacio Jesús de Miguel Ximénez de Embún con la finalidad de gestionar la respuesta a tu solicitud. Tienes derecho a acceder, rectificar, suprimir los datos y otros derechos, como se explica en la Política de Privacidad. *

Especial: un hilo de @jlantunez en Twitter: la historia de los bolígrafos BIC

Especial: un hilo de @jlantunez en Twitter: la historia de los bolígrafos BIC

Este es un contenido especial, de hecho no es un contenido mío. Se trata de la conversión a podcast de un hilo publicado en Twitter por @jlantunez. Durante 36 semanas consecutivas José Luis ha estado publicando los sábados un magnífico hilo sobre empresas y tecnología. Estos hilos han sido un gran entretenimiento y aprendizaje, y un lector propuso que se convirtieran en podcast.

Como estoy experimentando con los podcast y quería una excusa para hacer una producción un poco más elaborada que mis pequeños podcast (que son casi meras transcripciones de los contenidos de texto del blog), le pedí permiso a José Luis para usar uno de sus hilos y convertirlo en un podcast. Desde aquí le agradezco el riesgo corrido al decirme que sí 🙂

Así que aquí está. Además del audio os dejo en el blog la inserción del hilo de Twitter (que incluye comentarios posteriores con aportación de nuevos datos sobre la historia), los enlaces a las referencias online que hace José Luis, y la galería de imágenes que ha utilizado, para todos aquellos que además de escuchar el audio quieran curiosear un poco más.

Pido disculpas por los errores del podcast, es el primero que monto con varias pistas y efectos de audio.

Referencias:
[1] Wikipedia: la pluma de Lewis Waterman.
[2] Wipipedia: El periodista e inventor Ladislao Biro.
[3] La tormenta perfecta sobre los bolígrafos BIC.
[4] Vídeo: famoso anuncio de bolígrafos BIC naranja y BIC cristal.
[5] Vídeo de Ellen DeGeneres sobre los bolis para mujeres.
[6] Dollarshaveclub.
[7] Los números de BIC en 2017.
[8] Vídeo sobre el proceso de fabricación de los bolígrafos BIC.
[9] Vídeo: el por qué del agujero en el extremos de las tapas de los BIC.

[Modula id=’1′]

Música libre de derechos cortesía de audionautix.com




Hay otras formas de enseñar

Hay otras formas de enseñar

Una de las corrientes que sigo a través de Twitter es la de innovación en la educación, neurodidáctica, formación con metodologías alternativas, nuevas formas de enseñar  (o mejor dicho distintas, porque de nuevas no tienen nada), así como el uso de tecnologías, herramientas y nuevas materias como la robótica para enseñar.

No suelo participar del debate, tan sólo de vez en cuando retuiteo alguna cosa que me parece especialmente interesante. El motivo de no participar de este debate es que no tengo conocimientos específicos sobre el tema y lo que hago es escuchar y aprender.

Por otro lado, estoy suscrito a varios boletines de información agroalimentaria porque en ellos se encuentran tendencias, innovaciones y tecnologías aplicadas a la agricultura y la ganadería. Me interesan sobremanera estas novedades aplicadas, tanto por mi profesión de consultor de innovación y desarrollo de negocios, como por la parte de Biólogo que últimamente va recuperando algo del terreno perdido años atrás cuando me especialicé en la gestión empresarial y en el desarrollo de herramientas web.

En uno de estos boletines periódicos me encontré hace unos días con una noticia de formación a alumnos de instituto, y creo que merece la pena que la comparta con un artículo, por la doble vertiente que tiene de interés en la innovación del sector agroalimentario y por la demostración de que se puede (y se debe) enseñar de otra forma.

La noticia trata de un IES de Pontevedra que como parte de la formación recibida han construido una trampa para la avispa velutina. Para poner en situación a la mayoría a la que no le dirá nada la mención de la avispa velutina, indicar que se trata de una de las plagas más mortales para la abeja melífera. La vispa velutina se está convirtiendo en un problema cada vez mayor no sólo en España sino también en Europa y otras partes del mundo, siendo ya una de las primeras causas de mortalidad de la abejas de la miel en muchas localizaciones.

Si en vez de llamarla avispa velutina la llamamos avispa asiática seguro que a muchos que no sabían de qué bicho se trataba, ahora sí les suena un poco más por haber causado episodios de picaduras a personas que han transcendido a los medios. Efectivamente se trata de una avispa muy agresiva, con origen en China que independientemente de las dolorosas picaduras en humanos, tiene un gran apetito por otros insectos, y en particular se encuentra muy a gusto alimentándose de las abejas.

Puedes ver el siguiente vídeo de minuto y medio para situarte:

Continuando con la noticia enlazada, los alumnos de instituto habían construido un arpa caza avispas, una de las herramientas más efectivas contra esta avispa [Referencia 1: extensión de la avispa asiática, origen y modus operandi, invento del arpa o lira eléctrificada contra la avispa velutina.] Es efectiva porque por su gran tamaño la avispa no puede pasar a través del arpa o lira y toca dos de sus cables a la vez de manera que se electrocuta al cerrar el puente eléctrico. Las abejas son mucho más pequeñas y nunca pueden resultar dañadas.

La construcción de esta herramienta contra la avispa es un ejemplo de innovación sin necesidad de utilizar una gran tecnología (mas bien todo lo contrario), y supone un aprendizaje enorme para los alumnos porque este proyecto práctico les sirve para aprender sobre biología, genética, música, electricidad, física… y una muestra de que se pueden enseñar un montón de cosas a partir de actividades creativas, amenas y enriquecedoras para los alumnos.

Referencias (sólo para suscriptores):




Motores de búsqueda con IA

En mi anterior artículo de este blog me inventé el concepto CUO para referirme a un experto en usabilidad en el mundo real. Un seguidor en Twitter, (de los pocos que se leen estos artículos), me indicó que ya existía un nombre comúnmente aceptado para tal actividad, el de CXO, es decir, un experto en experiencia de usuario.

Esto me ha llevado a varias cosas:

  • La primera y más obvia, que no lo sé todo. Lo recalco, porque algunos vendedores de humo, sobre todo en el sector de la innovación y la asesoría en desarrollo de negocios, áreas a las que me dedico, dicen saberlo todo.
  • La segunda cuestión, es que Google no me ha servido para localizar el contenido que buscaba. Antes de inventarme el concepto de CUO estuve investigando y no localicé el puesto de CXO. Es cierto que no es habitual y hay pocas referencias al mismo, pero «no me salió nada» en el buscador. Esto demuestra que Mr.G es mejorable.

¿Cómo mejorar un buscador? Por ejemplo con Inteligencia Artificial (AI). Pero… se supone que Mr.G ya utiliza inteligencia artificial en su motor de búsquedas [Referencia 1]. Hay que recordar que el objetivo de Mr.G es proporcionarme mejores resultados para mi perfil, lo que quiere decir que intenta aprender de mis búsquedas anteriores y mis preferencias. Pero ¿qué pasa si mis restricciones de privacidad son máximas, no permito que me geolocalice, ni que guarde mi historial de búsquedas anteriores? ¿Qué pasa si hago búsquedas sobre temáticas que no tienen nada que ver con nada anterior? La respuesta es que Mr.G no sabe realmente lo que me interesa.

De vez en cuando utilizo un buscador de las alternativas a Mr.G [Referencia 2], en particular el buscador Duckduckgo, sobre todo cuando quiero hacer búsquedas en otros idiomas o por otras regiones, lo cual es más complicado de lo que parece con Mr.G porque por mucho que le diga que quiero buscar en el .com en idioma inglés me geoposiciona por IP de origen de mis búsquedas y eso afecta a los resultados.

No soy un experto en IA, sin embargo, si escuchamos varias charlas sobre el tema enseguida nos daremos cuenta de que hoy por hoy las IAs se plantean como inteligencias aplicadas a un objetivo en concreto, con una orientación, para un segmento del conocimiento, y nunca como una IA generalista.

¿Recuerdas la IA que Facebook apagó porque había desarrollado un lenguaje propio de comunicación? El asunto dio lugar a muchos titulares sensacionalistas en los medios menos serios. [Referencia 3] La realidad fue muy distinta, y es que la IA fue apagada porque dejó de cumplir con el objetivo para el que había sido diseñada.

Así que siguiendo estas pautas, necesitamos una IA que sepa discernir lo que buscamos de lo que no cuando los términos son ambiguos. Si busco un tema relacionado con la ciencia, no quiero resultados de ciencia-ficción. El buscador debería permitirme contextualizar mi búsqueda, y la IA encargarse de descartar aquellos contenidos que se salen de mi contexto. Para esto es necesario una IA, porque no quiero que me descarte todos los textos en los que aparece la palabra «ficción», sino los que hablan de ciencia-ficción, que no es lo mismo.

Referencias (puedes verlas simplemente identificándote como suscriptor de este blog):

 




Vacante para el puesto de CUO en la empresa

Vacante para el puesto de CUO en la empresa

Bienvenidos al nuevo cargo que toda empresa tendrá en el futuro. En realidad deberían tenerlo ya, pero como no es así, sólo espero que se ponga de moda lo antes posible. Ojalá veamos montones de ofertas de trabajo para el puesto de CUO, consultoras y empresas especializadas en externalización del servicio de CUO, certificaciones de calidad relacionadas…

He buscado el término de CUO en Mr.G y no he visto nada parecido. Es probable que se le llame de otra forma, pero a mí me gusta CUO, le aporta importancia, suena a grande como el resto de términos anglosajones para definir los puestos de dirección de toda la vida en la empresa.

Si tenemos en cuenta que este puesto como tal no existe, qué mejor que utilizar su correspondiente anglicismo para acompañar al resto.

CUO: Chief Usability Officier.

Actualización: Javier Alonso ha sido el único que me ha arrojado luz sobre el tema, y el cargo que estaba buscando se le conoce como CXO de Chief Xperience Officier.

No, no me refiero al experto en usabilidad web, a ese arquitecto de usabilidad, a ese especialista en UX, al experimentado diseñador de prototipos visuales, no. Estoy hablando de un tipo normal y corriente que sea capaz de ponerse en el lugar del cliente allá donde vaya, y no precisamente en el mundo digital sino en el mundo físico.

Repito: en el mundo físico. Estoy cansado de tiendas del revés, grandes por dentro y las colas de gente por fuera. Entradas por donde se debería salir, techos donde no hace falta y descubiertos donde debería estar tapado. Fuentes de luz inapropiadas, chorros de aire frío o caliente que impactan directamente sobre el cliente, distribuciones absurdas de espacios…

Muchas tiendas no venden y no saben por qué, acaban cerrando y le echan la culpa a lo primero que se les ocurre. Da igual que sea una tienda de barrio que una multinacional con marca. A todas les pasa lo mismo. Desde la mala elección de la ubicación, pasando por la poca profesionalidad del vendedor hay un sinfín de errores que se repiten una y otra vez: si no vendes es porque algo haces mal. Y punto.

Podría ser que has elegido mal el sector o el producto. Eso tiene mal arreglo. Pero salvo flagrantes excepciones eso es lo de menos, el problema es que no sabes vender y que la experiencia de usuario en tu tienda es nefasta. 

Hacen falta profesionales de la experiencia de usuario en tiendas físicas: ponerse en el lugar del cliente desde que llega a los alrededores del establecimiento hasta que sale de él. Y necesitan disponer de recursos económicos para hacer los cambios que sean necesarios en distribución de espacios como capacidad de organizar procesos y establecer procedimientos para los trabajadores,  con el objetivo de que la experiencia del usuario sea lo más satisfactoria posible en relación a la marca.

Algunos ejemplos más para el trabajo de CUO

  • ¿Por qué pones una caja de autopago que no sabe arrastrar los billetes? Hace siglos que los cajeros automáticos lo hacen sin problemas, no puede ser tan difícil encontrar en la oferta del mercado de máquina de autopago una que funcione bien…
  • ¿Por qué te haces el acogedor con aparcamientos para familias que suponen menos del 1% de tus plazas de aparcamiento? De símbolos no vas a vivir, si lo haces, que sirva de verdad, que el pasillo peatonal al lado de las plazas de minusválidos no sea de adorno, cosas prácticas, no simbólicas.
  • ¿Por qué no indicas dónde está la salida, los pasillos para cambiar de sección, las escaleras mecánicas…? El cliente no es adivino.
  • ¿Por qué tienes un mostrador de cinco metros de largo y sólo dos cajas para el pago? No es por falta de sitio.
  • ¿Por qué sigues quitando el polvo de las estanterías delante del cliente que acaba de entrar en vez de atenderle?
  • ¿Por qué tienes los carteles de los productos con letra tan pequeña y sin precios?
  • Si te inventas nombres para tus productos o vendes cosas innovadoras, ¿por qué no explicas de qué se trata? No voy a comprar algo que no sé qué es, de qué está hecho o para qué sirve, por muy bueno o útil que sea.
  • ¿Por qué siempre hay un producto sin precio y me obligas a preguntar?
  • ¿Por qué el mostrador de información es tan alto que apenas veo la cabeza de la persona que atiende?
  • ¿Por qué tienes un numerador de turnos si luego gritas «¡siguienteeee…!»?

Podría seguir horas así. Si quieres puedes dejar tus ejemplos en los comentarios.

Algunos parecen tener un  CUO en la empresa

Los grandes hipermercados siempre han pensado en los clientes, distribuyen sus espacios y sus luces de forma medida y calculada… pero no buscan la satisfacción del cliente sino el aumento del tique medio de compra. Eso es un error. Cuanto más contento esté el cliente, más comprará y más veces volverá. Entretenerle de forma artificial o engañarle para que compre mejor unos productos que otros no es el camino.

En fin, le pongamos el nombre le pongamos, hay muchos cometidos dentro de las empresas que pueden realizar, sobre todo las que venden en locales de cara al público.

Por cierto, la imagen de este artículo es un plato de comida con varios ingredientes distribuidos de forma racional, cómoda, apetecible… «usable».




El Hidrógeno, ese combustible que permanece en la sombra

Vuelto a la carga con el hidrógeno después de las últimas novedades de vehículos movidos por este combustible y de los resultados de nuevas investigaciones.

Muchos se habrán olvidado del hidrógeno como promesa de combustible limpio para el transporte. El boom de los coches eléctricos enchufables o híbridos enchufables a la red eléctrica parece haber desbancado completamente al hidrógeno como repositorio de energía.

Pues no lo déis todavía por muerto. La investigación sobre el hidrógeno y la búsqueda de catalizadores baratos que permitan su uso de forma económica sigue su curso, y cualquier día nos dan una sorpresa.

Los fabricantes de baterías eléctricas prometen baterías que permitirán una autonomía a los coches de más de 500 kilómetros, lo mismo que un combustible de explosión tradicional, gasolina o diésel. Sin embargo eso no está tan claro, y ni tan cerca, o al menos no más cerca que las opciones del uso del hidrógeno como combustible para los coches con esas capacidades de autonomía.

Los problemas de seguridad ya están resueltos, tanto para los vehículos como para los respostajes. El problema que queda por resolver es el de los costes, y muchas empresas están trabajando para solucionarlo.

La marca Mercedes ha presentado hace unas semanas una versión de su modelo de todocamino híbrido eléctrico y de hidrógeno con una autonomía cerca de los 500 km citados. Se espera que esté comercializado para el año 2019.  Por el mismo camino el fabricante General Motors ha anunciado que de aquí al 2023 desarrollará modelos que usen el hidrógeno.

Por su parte la marca Honda  parece ser de las que más apuesta por el hidrógeno como combustible y tiene modelos a la venta en EEUU.

También estos días hemos conocido que la empresa Viking Cruises tiene previsto desarrollar un crucero propulsado exclusivamente con hidrógeno, con una capacidad para 900 pasajeros y 500 tripulantes.

En cuanto a la investigación se refiere, esta semana hemos conocido el trabajo de investigadores de la Universidad de Florida que han desarrollado un nuevo nanomaterial para obtener hidrógeno a partir del agua de mar.

Del 17 al 20 de octubre tiene lugar en Huesca el Congreso Iberoamericano de Hidrógeno y Pilas de Combustible IBERCONAPPICE 2017 que organiza la Asociación Española de Pilas de Combustible en colaboración con el Gobierno de Aragón, el Parque Tecnológico Walqa y la Fundación del Hidrógeno, con el apoyo del Ayuntamiento de Huesca y el Grupo Avanza/Alosa o de entidades como el Centro Nacional de Experimentación de Tecnologías de Hidrógeno y Pilas de Combustible (CNH2).

5 Enlaces más de este artículo:

 

 

 

 




Cómo detectar a los vendedores de humo

Hoy puede parecer que el tema se desvía de la Innovación, pero al contrario, este artículo aplica perfectamente a los vendedores de innovación y a otros muchos vendedores de conocimiento.

Tipos de vendedores

Diferencio tres tipos de vendedores, y todos tienen una cosa en común: venden conocimiento, experiencia, saber hacer, lo que ahora se denomina know-how.

En primer lugar están los vendedores de conocimiento que realmente aplican su conocimiento, real y contrastado, para vender productos o servicios. Hasta aquí todo perfecto, de hecho todos (los profesionales independientes) deberíamos ser buenos vendedores de nuestro conocimiento adquirido, y pocas veces lo hacemos bien.

Ahora vienen los vendedores de humo, los que venden un conocimiento que en realidad no tienen porque no lo han adquirido por la experiencia; lo que venden es un conocimiento teórico, puro conocimiento pesudoacadémico, nada de experiencia, saber hacer ni know-how. En estos casos, lo que venden podría ser real, pero en su caso lo que venden es humo porque por la falta de la experiencia lo único que pueden hacer es aplicar el ensayo-error. Si hay suerte y son buenos con los ensayo-error, acertarán más de lo que fallarán.

Y en tercer lugar, está el segundo tipo de vendedores de humo, aquellos que con experiencia y know-how la única manera que tienen de aplicarla sobre proyectos diferentes a los que han gestionado en otro momento es mediante recetas, plantillas o procedimientos, convirtiendo las herramientas (los medios) en los objetivos.

Podría haber un cuarto tipo de vendedor, el más peligroso de todos, y es en el que se juntan los dos tipos de vendedores de humo, los que venden un conocimiento que no han adquirido por la experiencia, y además lo venden con una receta que supuestamente lleva al éxito: catástrofe total.

Y ahora intentaré contestar a la pregunta del titular.

¿Cómo detectar a los vendedores de humo?

El primer problema es que muchos de los que venden un gran conocimiento adquirido no muestran correctamente en sus perfiles o sus bios de redes sociales, web personales, etc., lo que realmente saben por su experiencia.

Para salvar este problema debemos aprender a leer entre líneas, es decir, en función de la variedad y nivel de responsabilidad que ha desempeñado una persona en su vida profesional, podemos inferir que a la fuerza a adquirido un conocimiento valioso, incluso cuando haya quebrado alguno de sus proyectos por el camino.

En segundo lugar siempre nos quedará la incógnita de si ese profesional sabrá transmitir su conocimiento y sobre todo sabrá aplicarlo a casos no necesariamente similares a los que le han permitido convertirse en un especialista en la materia.

Aquí no me atrevo a indicar ninguna forma especial de saber si  el profesional es lo suficientemente flexible y creativo como para saber desarrollar proyectos en distintas materias, salvo que ya lo haya demostrado previamente. En general esto no suele ser un problema, en todo caso, lo que es más difícil es saber transmitir el conocimiento, pero no tanto aplicarlo en otros ámbitos, o al menos a mí me lo parece.

Si el experto supera los dos análisis anteriores, no estamos ante un vendedor de humo de «falso» conocimiento-experiencia.

En cuanto al vendedor de humo de los procedimientos, los indicios que tenemos que buscar es precisamente que indique que su trabajo se basa en documentos, plantillas, procesos, metodologías, y que no las utiliza como herramientas sino que constituyen el objeto de su trabajo, sobre todo cuando hablamos de innovación, un concepto que es abstracto en sí mismo hasta que no se obtiene un resultado tangible.

Unos enlaces sobre este tema sobre todo en lo que se refiere a marketing online