Técnicas para fomentar la creatividad orientada a la innovación

Como prometí en mi anterior podcast de la serie Innovación, hoy traigo un podcast con la descripción de tres técnicas para fomentar la creatividad pensando en la innovación dentro de una empresa. Estas técnicas son el pensamiento lateral, la lluvia de ideas y mi pequeña contribución que a mí me funciona, la mente distraída.

Como este tema lo trato en el libro “InnovaPYME y sé feliz” este podcast es básicamente la transcripción a audio del capítulo del libro donde hablo de ello.

Comentar además que intentaré que todos los miércoles haya un nuevo podcast de esta serie de Innovación. Si no quieres perderte ninguno te recomiendo que te suscribas a la serie o al blog completo (que incluye la serie de podcast Actualidad y Futuro).


Creatividad e iniciativa para fomentar ecosistemas innovadores

No creo en las sociedades innovadoras sino en personas innovadoras. Vamos a ver cuatro ejemplos españoles alrededor de la innovación y de la Historia para mostrar que en España se ha innovado desde siempre. ¿Quieres saber cuál fue la primera moneda aceptada mundialmente? ¿Quién inventó el primer traje de asstronauta? ¿Qué país tiene más Reservas de la Biosfera reconocidas por la UNESCO? ¿Quién inventó el primer juego de ordenador?

Todo esto es para hablar de cómo podemos generar personas más innovadoras, y con estas personas, ecosistemas innovadores. Es posible mediante dos sistemas, fomentando una educación primaria en los niños abierta y que les permita desarrollar sus capacidades sin cortapisas ni uniformidades; y mediante técnicas de innovación que todos podemos aplicar.

Te lo cuento en este podcast, pero para que no sea demasiado largo, dejo para la semana que viene las técnicas que menciono para el fomento de la creatividad. A cambio, te dejo el siguiente vídeo sobre creatividad para pensar un poco sobre el tema, pero sugiero que lo veas después de escuchar el podcast.

<iframe width=”560″ height=”315″ src=”https://www.youtube.com/embed/kQjtK32mGJQ” frameborder=”0″ allowfullscreen></iframe>


Atención al Cliente: innovación o devoción

Cada vez estoy más convencido de que  la nueva innovación comercial es la devoción en la atención al cliente. Lo que puede parecer bastante obvio, que es una buena atención al cliente cuando quieres vender, no es sino una excepción, lamentablemente.

El éxito del comercio electrónico, de los pequeños negocios que se adentran en el comercio electrónico, viene y vendrá dado por una exquisita atención al cliente.

Deja de lado toda innovación comercial (parece mentira que yo diga esto), y quédate con la atención al cliente como una devoción de tu negocio, y tendrás éxito.

En este podcast comento el caso de varias grandes marcas del mundo físico: Mothercare, Prenatal (ambas cadenas de tiendas para embarazadas y puericultura), Vips (restauración) y Mercadona (supermercados), unas para bien y otras para mal, y te cuento por qué desde mi experiencia con la atención al cliente, como cliente, y del lado del negocio con la experiencia de dirigir la atención al cliente de la agencia de social media que montamos en mi empresa y posteriormente vendimos.

 


Caso Troglodytes: ¿Innovas o te dejas llevar por la selección natural?

La Naturaleza nos trae un ejemplo de superación, la del Troglodytes troglodytes, nombre científico del chochín común, un pequeño pájaro que vive entre nosotros desde tiempos de las cavernas. Este pájaro ha cambiado su canto de cortejo por el ruido de las ciudades, se ha adaptado, ¿pero lo ha hecho por innovación o por selección natural?

El resultado es el que es, se ha adaptado, pero no es lo mismo hacerlo de una manera o de otra. ¿Nuestra empresa se adapata a los  tiempos? ¿Lo hace innovando o por selección natural?

El podcast de hoy es breve, el resto del tiempo dedícalo a pensar en tu negocio 😉


El reto de la innovación en agroalimentación

El sector agroalimentario parece que se encuentra siempre en una especie de equilibrio inestable por dos amenazas bien diferentes, por un lado la Naturaleza puede estropear en cualqueir momento los planes de producción del campo, y por otro, una vertiente más puramente económica, la presencia de competidores externos que producen más barato que nosotros.

Esto ha quedado patente con la llamada “crisis de la lechuga” que supuso el desabastecimiento de lechuga iceberg  de los supermercados británicos como consecuencia de la pérdida de producción en el levante español a finales de enero por culpa de las nevadas y heladas inesperadas.

Así que por delante está la necesidad de innovar en el sector, y no acomodarse en ningunas circunstancias.


Lo siento pero no, ser experto en redes sociales no te hace experto en innovación

En este podcast doy mi opinión sobre la vulgarización del concepto innovación y la necesidad de destacar que tienen todos los profesionales de la nueva era del trabajo. Las nuevas profesiones surgidas de los avances tecnológicos no significa que nos convirtamos en innovadores por el simple hecho de ejercerlas, la innovación va un paso más allá.

Pido disculpas por el sonido que es mejorable, estoy trabajando en ello.

Este podcast tiene una duración de 5 minutos. No dudes en dejar tus comentarios a este podcast.


Innovación retro, otra forma de competir en la empresa

Cuando las principales marcas de la competencia tienen músculo para innovar y lo hacen muy bien, ¿cómo competir con ellas? En el siglo XXI se están produciendo cada vez más vueltas a las modas retro, a aquella moda de los años 80  y anterior.

En la ropa ya hace tiempo que cada temporada vemos reflejos y vueltas a los años 80, no es una novedad. Pero hay muchos más ejemplos. En España se están expandiendo las franquicias de restauración Tommy Mels cuya imagen es la de los restaurantes norteamericanos de los años 50. Otra marca de restauración con menos éxito que hace lo mismo es Peggy Sue. No voy a entrar en los motivos del éxito o no de estas marcas, eso lo dejo para los marketinianos puros.

¿Por qué se producen estas regresiones? Básicamente porque innovar no es fácil y requiere tiempo, y los negocios hoy en día no tienen tiempo porque corren el riesgo de quedarse atrás, así que lo que hacen es traer como innovación tendencias del pasado, porque está demostrado que al consumidor le gusta.

Esta semana me he encontrado con un vídeo de la marca de ropa deportiva Joma alrededor de un nuevo modelo de zapatilla que ha sacado al mercado. Sin entrar en tamaño de empresa ni volúmenes de facturación, su competencia principal Nike y Adidas son difíciles de seguir en cuanto a novedades de producto, innovación y campañas de marketing incluyendo patrocinios millonarios de deportistas de elite. Si buscamos alguna empresa más de la competencia marcas como Salomon se centran en un público algo diferente.

Con este panorama de competencia tan fuerte, Joma, como marca de larga tradición y también con una buena dosis de recursos como los anteriores, ha decidido innovar a lo retro, y su nuevo modelo de zapatilla es una réplica de un modelo que sacaron en el año 1981. No sólo se trata de una novedad comercial, sino que han aprovechado la circunstancia para organizar toda una campaña de marketing alrededor de la re-creación de ese modelo de zapatilla, que curiosamente encaja perfectamente con una parte del público actual, y han creado toda una historia de cómo se ha creado una réplica del anuncio de la zapatilla como si estuviéramos en los 80, mostrando unos valores de pasión, tenacidad, tradición y calidad que sin duda refuerzan la marca. Joma se ha diferenciado innovando, a lo retro en esta ocasión, pero lo más importante es que ha buscado una diferenciación tras un público diferente al de las marcas de la competencia.

Así hay hueco para todos.


Evolución o Innovación

 

La imagen que ilustra este artículo es una pradera verde de césped cuidado por la mano del hombre en la que si nos fijamos podemos ver un montón de loros que se camuflan perfectamente con el color verde del terreno. La imagen está manipulada aumentando el brillo y el contraste para que las aves se vean bien, pero en la realidad el verde es más oscuro, y el contraste mínimo de forma que los loros pasan completamente desapercibidos entre la hierba.

Este ejemplo, aunque sería propio de una selva tropical en la que los loros se camuflan entre el follaje de los árboles, se está produciendo en un parque urbano de una ciudad como Madrid.

Se trata de una adaptación al medio que aunque estaba pensado para otro entorno, tiene un reflejo en este otro ecosistema aun cuando el camuflaje no sea necesario porque los loros no tienen depredadores en las ciudades (salvo aquellas que ocasionalmente tienen halcones que incomodan al resto de aves, pero se trata de algo excepcional).

El caso y a donde quiero llegar es que el camuflaje es una consecuencia de la Evolución Natural, una adaptación al medio que se ha producido por el proceso de Selección Natural.

En el mundo de los negocios, ¿este proceso de adaptación al medio se considera evolución natural de la empresa o significa que la empresa está innovando y por eso se ha adaptado al entorno cambiante?

La innovación es un proceso, lo que complica aún más responder a la pregunta, pero existen diferencias significativas entre evolución e innovación que las distinguen:

  • La innovación responde a una estrategia, un plan y una ejecución.
  • La evolución responde a una “simple” modernización de infraestructuras o procesos.
  • La innovación surge desde dentro de la empresa.
  • La evolución viene por la aplicación o implementación de cambios que vienen del exterior.

En definitiva para que una empresa esté al día necesita evolucionar, y para destacar y diferenciarse, y sobrevivir al largo plazo en este mundo actual, necesita innovar, y debemos distinguir ambas situaciones porque el futuro del negocio puede depender de ello.

 

 


Innovación evolutiva vs Innovación disruptiva

Me he tenido que inventar el concepto de “innovación evolutiva” para poder explicar la diferencia entre el tipo de innovación que se lleva a cabo de forma habitual en las startups (nuevas empresas con alto potencial de crecimiento) en comparación al tipo de innovación más habitual en las Pymes tradicionales con una larga trayectoria o modelos de negocio tradicionales.

La innovación disruptiva es aquella que rompe moldes, cambia la forma de hacer las cosas, la que cambia las reglas del juego: se inventa nuevos modelos de negocio, desarrolla servicios inexistentes hasta la fecha, desarrolla tecnología nueva, etc.

Por innovación evolutiva me refiero a aquella innovación que sin cambiar las reglas establecidas desarrolla cambios importantes en la forma de hacer las cosas dentro de la empresa, desarrolla nuevos productos derivados de otros ya existentes o aplica a un sector formas de gestión, de hacer las cosas o de vender de otros sectores, pero todo eso de una forma gradual, con una transición suave entre lo que había y lo nuevo.

Esto no quiere decir que cada tipo de innovación sea exclusiva de un tipo u otro de empresa, sino sólamente que de manera habitual es la que cada tipo de empresa desarrolla.

En cualquier caso la innovación hay que considerarla un proceso que requiere su planificación y su medición de resultados desglosando actividades y tareas. El reto es adaptar las herramientas de gestión de la innovación a cada tipo de innovación y a cada empresa (no digo ya sector), porque cada empresa es diferente de las demás, incluso cuando se dedican a la misma actividad o negocio.


Innovar es como ponerse en forma: requiere estar convencido, un plan y esfuerzo

La innovación lleva tiempo de moda como argumentario para apoyar el desarrollo empresarial, bien sea de empresas tradicionales, bien sea de nuevas empresas (especialmente de base tecnológica). Y esto hace que parezca que la innovación surge simplemente de la intención de una persona, porque lo pone un día como tarea en su agenda, o de jóvenes emprendedores que han tomado la decisión de ser innovadores de un día para otro.

Pero nada más lejos de la realidad. La innovación es un proceso, y como tal es una actividad continua que además puede ser muy larga, y que no siempre da sus frutos de la manera esperada.

El primer paso para poder innovar es estar convencido de intentar hacer las cosas de manera diferente. A continuación se debe trazar un plan que no va a ser fácil llevar a cabo, requiere esfuerzo y constancia. Aquí van algunos apuntes para los que se decidan a considerar la innovación como una actividad más dentro de su negocio:

  • Objetivos reales pero ambiciosos: la innovación tiene unos objetivos que a la fuerza ha de ser ambiciosos para cambiar las cosas, y no por ello deben ser irreales. Se trata de un equilibrio complejo así que mide bien los objetivos.
  • Reserva un espacio de tiempo para la innovación, no es una tarea secundaria, es una tarea principal para el negocio. Todo el equipo que esté implicado en alguna de las tareas del proceso de innovación tiene que ser consciente de que como tarea principal debe ser atendida con la prioridad correspondiente. Si se deja “para mañana” al final no se hace nada.
  • Proporciona los esfuerzos dedicados a la innovación de acuerdo a los recursos disponibles: Como actividad que debe ser considerada principal, pero no tiene una productividad inmediata ni a corto plazo has de planificar muy bien cuál es el esfuerzo de innovación o cuáles son los recursos que puedes dedicar a la innovación, y éstos deben ser coherentes con los recursos globales de tu negocio.
  • Elige bien el área de innovación, de una en una. No es lo mismo innovar en un área de la empresa que en otra, por eso debes elegir bien. Si has marcado correctamente los objetivos, este punto ya lo tendrás casi respondido. En caso necesario solicita ayuda de asesores profesionales para que te orienten en la mejor forma de acometer la innovación dentro de tu empresa.
  • Toda la empresa debe estar implicada en el proceso de innovación:  Toda la empresa ha de estar convencida de que la actividad de innovación es necesaria e importante. Por este motivo es muy recomendable que comiences el proceso de innovación por implantar una comunicación fluida y eficaz entre el personal de la empresa.
  • No sólo de dinero vive la innovación, el principal recurso es el talento humano.