Paso 2/7. 7 Pasos para la innovación en tu negocio: La lectura de un libro

¿Cuánto hace que no lees una novela? ¿Estás con una ahora mismo?

Mi propuesta de esta semana en el paso 2 es la lectura de un libro que sea una novela. No vale un ensayo, ni una biografía, ni un libro técnico sobre tu especialización, ni nada de algún tema que quieras aprender. Tiene que ser una novela.

Si es que sí, muy bien. Si es que no, ya tienes la tarea de buscar una novela.

El objetivo es el siguiente:

Ser consciente de la implicación de las decisiones que tomamos. Para hacerlo propongo la lectura de una novela y utilizar un personaje de ficción, porque al tratarse de algo completamente ajeno e inventado, no tendremos problemas en ser francos con los hechos que el libro describe.

De lo que se trata es de hacer un ejercicio que luego podremos aplicar a nuestras propias acciones en relación con nuestro negocio.

Necesitarás papel y lápiz para ir apuntando algunas cosas. Lo que te propongo es que selecciones a un personaje de la novela, un personaje principal, y que anotes en una tabla los siguientes datos:

  • Decisiones que toma: Aunque sean decisiones menores como girar a la derecha en una calle. Todo tipo de decisiones que toma el personaje.
  • En una segunda columna indicar si la consecuencia de esa decisión es la que esperaría un observador de la situación.
  • En la tercera columna indicar si es la decisión es buena, mala o neutra.

A ¿dónde nos lleva esto? La reflexión es la siguiente, haciendo un paralelismo con la innovación. Si las decisiones son menores, las asimilamos a microinnovaciones.

Si la decisión no es la esperada por el observador, está innovando.

Si la decisión tiene una consecuencia positiva o no, es algo que indica el valor de esa decisión.

Al final, de lo que se trata es de hacer el ejercicio que después trasladaremos a nuestro negocio. Cada decisión que tomamos, pequeña o grande debe responder a las preguntas: ¿Es una decisión esperada desde fuera? ¿Tiene consecuencias positivas?

Si queremos innovar, la respuesta a la primera pregunta es No, y la respuesta a la segunda pregunta es Sí.

Esto es una simplificación, de acuerdo, pero es la forma de adentrarse en la reflexión de las acciones que generan innovación en nuestro negocio. Además, este ejercicio lleva implícito el hecho de medir el resultado, algo fundamental en los negocios hagamos lo que hagamos. Si no mides, no sabes nada, no puedes saber nada, y por tanto, tampoco puedes mejorar.

Todos los pasos los tienes aquí.