Paso 5/7. 7 Pasos para la innovación en tu negocio: a volar

¿Cuándo fue la última vez que hiciste un avión de papel? Sí, mi propuesta de hoy es que hagas un avión de papel. Si el tema lo tienes reciente, entonces voy a complicarlo un poco más.

El objetivo de esta actividad es doble. Por un lado, una vez más, desconectar de tu actividad habitual haciendo algo diferente. Esto es algo en lo que insisto desde el primer momento. Es necesario desarrollar la capacidad o costumbre de desconectar de las taras de trabajo habituales con cualquier cosa que hagamos. Esta desconexión permite a nuestro cerebro buscar respuestas por sí mismo a cuestiones planteadas de manera consciente y darnos respuestas o abrirnos puertas a las respuestas que necesitamos.

Esta capacidad de obtener rendimiento a la desconexión con el problema que tenemos en mente y queremos solucionar, es la clave para avanzar en la innovación en cualquier actividad o negocio.

El segundo motivo por el que propongo hacer un avión de papel es porque de esta manera trabajamos con las manos. Si estás leyendo esto probablemente no trabajas con las manos. Pero incluso si lo haces, las actividades que propongo suponen un trabajo manual diferente del que estás acostumbrado a realizar.

De nuevo el hacer cosas diferentes es la clave. Hacer las cosas de manera diferente, analizar las cosas desde otras perspectivas, son actitudes que se entrenan.

Las tareas que propongo en estos 7 Pasos para la innovación en tu negocio son un entrenamiento.

Volviendo al avión del papel, el avión modelo flecha no vale. Es demasiado sencillo. Si nunca has hecho ningún otro modelo de avión de papel o no te acuerdas, busca en internet que encontrarás una gran oferta, como siempre. Si quieres una sugerencia, pásate por esta web de aviones de papel y elige un modelo.

Si te abruma la elección, puedes hacer este que ha ganado un record de permanencia en el aire.

Cuando termines de hacer el avión debería volar razonablemente bien, lo que significa que debería poder cruzar el salón de tu casa. Si no lo hace, utiliza otra hoja de papel y repite el proceso. Que nadie diga que no sabes hacer aviones de papel.

Pero en serio, puede no salir a la primera, eso no es malo. Lo malo es no intentarlo de nuevo. Recuerda que esto es un entrenamiento. Además es entretenido.

Te espero en el próximo paso.